El “Efecto Mariposa” o el devenir inimaginable.

1.Cómo cambió el rumbo de mi vida al pulsar el timbre de mi vecino. Ding-Dong. ¿Quién es? ¡Hola! ¿Eres Juan? Si! ¿Quién eres? Soy Carlos, tu vecino. ¿Carlos? Si, el hijo de Vicki y de Antonio, los del número 28. ¡Ah, si! ¿Que tal? Muy bien. He venido a preguntarte por la Escuela. Pero..¿Te mandan... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: